Evolución

La producción de Cerveza Pichuante comenzó como un hobbie, en sus inicios, durante la elaboración se utilizaban pequeñas ollas de no más de 20 litros, y el embotellado se realizaba de manera completamente manual, de una botella a la vez. La primera variedad en comercializarse fue “La Rucia”, y en respuesta a la petición de los mismos clientes, en especial mujeres, luego de un año comenzó la producción y venta de “La Chola”. Actualmente, y debido a la aceptación que la cerveza ha tenido en el mercado, y al aumento en su demanda, para su elaboración se utilizan ollas de 1.000 litros y la línea de embazado y embotellado si bien no se ha automatizado, se agilizó con embotelladoras que permiten envasar un mayor número de unidades a la vez. Es importante destacar que aunque el volumen de producción ha aumentado considerablemente desde sus inicios, el proceso y los ingredientes no han sido modificados, conservado así el sabor original de Cerveza Pichuante.